Conecte con nosotros

Geek

Suicide Squad: Kill the Justice League, de promesas doradas a realidades vacías

Suicide Squad: Kill The Justice League falla en innovar, ofreciendo un juego repetitivo que subraya la falta de narrativas profundas y personajes memorables en juegos de cómics.

Gene Simmons contra los fans jóvenes

Publicado

el

Suicide Squad: Kill the Justice League

¿Alguna vez te has emocionado tanto por algo que cuando llega, te deja con cara de “¿y esto es todo?” Algo así como comprar cosas en AliExpress. Así muchos nos sentimos con Suicide Squad: Kill The Justice League.

Sí, este juego donde lo mas relevante fue que decidieron mandar a Batman al mas allá, tomando en cuenta que tenía uno de los mejores legados en los videojuegos. Por suerte, el asunto es más profundo que solo despedirnos del hombre murciélago.

¿De qué se trata el juego de Suicide Squad: Kill The Justice League?

Aquí va la neta: el juego tiene una vibra muy Injustice, con los superhéroes haciendo de las suyas bajo control mental, aquí aparece el buen recurso de Brainiac. Pero donde Injustice nos atrapó en dos juegos y cómics con dilemas morales de telenovela y combates que te hacían sudar, Suicide Squad: Kill The Justice League parece que solo recalentó la cena de hace una semana.

Y aunque el adiós a Batman (coincidiendo tristemente con la muerte de la voz oficial en inglés del icónico personaje: Kevin Conroy) prometía ser el plot twist del año, terminó sintiéndose como algo que no termina de encajar. Es como si mezclaras todos los refrescos de la máquina esperando inventar el nuevo hit del verano.

Ni la historia, ni el desenlace, ni el ‘futuro prometedor‘ de este título nos dejan ver algo claro; simplemente es como si intentaran tomar lo que supuestamente ‘vende‘ actualmente, y lo pones con un refrito de historia junto al sello de DC Comics y el legado de Rocksteady con los juegos de Arkham en un juego malo.

Suicide Squad: Kill The Justice League

El videojuego que intentó ser popular

Vamos a ser francos: jugarlo no es un bodrio total. Tiene sus momentos, especialmente cuando te unes al desmadre con amigos. Como deja vu, te deja pensando “esto ya lo viví”, aunque con otro skin. Quizás esperaba algo que realmente me sacudiera, algo digno de DC Comics en los videojuegos actuales, pero me quedé esperando.

De entrada, el juego es del género de disparos que usa la fórmula de los famosos y“nada populares” battle royale como Fortnite o Call of Duty, por lo que, si juegas en grupo, te divertirás un rato. Con el paso del tiempo, parece que estás en un loop infinito del cual no podrás escapar. Se siente como si tuvieras una versión de un servidor privado de Fortnite, jugando con trucos, entre algunas modificaciones que algún fanático de PC realizó, y que al final se vuelve repetitivo y monótono. Terminas por mejor irte a ver en HBO Max la repetición de alguna serie de DC Comics.

Fortnite en DC Comics

Suicide Squad: Kill The Justice League: Esta historia ya la vivimos y no aprendieron

No podemos pasar por alto a Marvel’s Avengers de Square Enix, ese intento por ser un éxito que terminó siendo un fracaso rotundo en ventas y en historia, al punto de tener que dar de baja los servidores y retirar el juego de la venta digital.

Marvel’s Avengers, destinado a revolucionar el género de superhéroes inspirado en el éxito de Marvel en cine, terminó siendo decepcionante a niveles Hulk y perjudicó la recepción de futuros títulos como Marvel’s Guardians of the Galaxy.

Suicide Squad: Kill The Justice League parece que podría seguir esos mismos pasos, norecordado por lo épico que pudo haber sido, sino por su resultado final. Lo de Batman es un truco sacado de un sombrero mágico que no aporta mucho a la trama. Esto, es particularmente decepcionante considerando que Batman había impulsado a los superhéroes en los videojuegos a un alto nivel después de haber estado en el olvido por mucho tiempo.

Suicide Squad: Kill The Justice League

No siempre combinar lo popular va a salir bien

Parece que la tendencia de la industria es “hagámoslo todo multijugador y llenémoslo de compras in-game”, y se están olvidando de lo genial que es sumergirse en una buena historia de héroes y villanos. No todo tiene que ser una competencia para ver quién gasta más en skins o en DLCs con misiones repetitivas.

A veces, solo queremos un juego que nos cuente una historia épica, que nos haga sentir como si estuviéramos dentro de un cómic. Este punto lo trabajó muy bien Batman Arkham a lo largo de su saga, lo retomó y lo pulió a un gran nivel Marvel’s Spider-Man e incluso, juegos de RPG o peleas, como Injustice o Marvel’s Guardians of the Galaxy, que marcaron el camino demostrando que vender no está reñido con crear una saga exitosa.

Marvel's Spider-Man 2

¿Y Ahora Qué Sigue?

Suicide Squad: Kill The Justice League tenía el potencial para ser la nueva joya de la corona en juegos de cómics, pero se quedó en el “casi”. Entre la intención de innovar, hacer algo masivo y, por alguna extraña razón, deshacerse de Batman, terminó siendo un título que deja dudas sobre qué quería lograr. Y eso no significa que sea un mal juego. Pero con tantos precedentes de calidad, este se siente como que le faltó arriesgar.

Nos queda la sensación de que este juego pudo haber sido otro hit para DC Comics después del desastroso Gotham Knights. Quizás puedan jugar unas partidas más, porque tiene su encanto el apretar botones y ver qué pasa.

Después de todo este rollo, queda claro que Suicide Squad: Kill The Justice League es un reflejo de los tiempos: una industria que busca más el impacto rápido que la construcción de experiencias memorables. Y sí, el juego tiene sus buenos momentos (no solo es tirar hate).

Suicide Squad: Kill The Justice League

Lo del Batman, aunque fue un gancho publicitario de esos que te hacen voltear, al final del día, no compensa las áreas donde el juego podría haber brillado más. Así que, mientras seguimos esperando a otro superhéroe que salve a la industria, tenemso fe en que los creadores de este género de cómics tomen nota.

Queremos más que solo acción instantanea y microtransacciones. Anhelamos historias que nos hagan sumergirnos, personajes que nos importen y juegos que nos dejen con ganas de más por las razones correctas. ¿Es mucho pedir? Tal vez.

Egresado de la Universidad Panamericana como Ingeniero en Tecnologías de la Información y Sistemas Inteligentes con maestría en Proyecto. Catedrático en el IMP y Amerike en materias de desarrollo web y aplicaciones. Líder de desarrollo en ProPlayEsports con marcas como Disney, Western Digital y AMD.

Haga clic para comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *