The Mummies y su fiesta de halloween en streaming

No fui de los afortunados de ir al show de The Mummies en la última edición del Wild O’ Fest, aunque sin duda siempre he sentido una enorme curiosidad por ellos. Esta es una de las bandas más influyentes del garage rock desde inicios de los 90, cubiertos al inicio por la mística de ocultar su identidad tras los vendajes, poquísimos lanzamientos y sus esporádicas presentaciones después de la década. ¿Qué show desquiciado podían tener estas momias herederas de la vibra sesentera? La expectación era alta y gracias a la serie Ocesa Irrepetible, pudimos disfrutar de su show para amenizar el halloween 2020 con una dosis de su Go-Sound.

Tras un ligero retraso, ya usual en estos shows por streaming, ahí veíamos al cuarteto, plantado en un deshuesadero junto a su emblemático auto de la portada del Never Been Caught. Sin embargo, el inicio fue demasiado extraño, sin saber si de verdad se trataba como parte del acto o lo hicieron por la comedia. Primero, pasó un camión junto a ellos a 10 km/h que no los dejaba tocar, mientras uno de los integrantes jugaba con un yoyo y el otro leía la revista Mad, Trent, el vocalista, solo lanzaba injurias al respecto. Después, tardaron varios minutos… ¡en afinarse! Si esto fue parte del show o si pudieron editarlo, jamás lo sabremos. Aún así, fue tan surreal que las risas incómodas no se hicieron esperar.

De ahí, comenzaron los hitazos, “¡qué suene el órgano!” proclamaba previo a algunos covers como “Stronger Than Dirt” y “Shot Down”. Otros temas originales también sonaron: “Little Miss Tee-n-t”, “(You Must Fight to Live) On the Planet of the Apes”, “Food, Sickles, and Girls” y “I’m Gonna Kill My Baby Tonight”. Entre canciones, Trent deambulaba entre sus compañeros y el auto, sin realmente darle un sentido único a la ocasión, por más que quisiera bromear dentro del auto o subirse a una plataforma. Todo se sentía como si fuese un DVD cualesquiera. Sin embargo, aquí entró el momento salvador de la noche: el ambiente en los comentarios.

Mientras algunos eran positivos, con amplio deseo de estar bailando a ritmo de “A Girl Like You”, el cotorreo con los haters era lo mejor. Desconozco porque tanta gente tiene problemas para sintonizar estos conciertos, si hasta alguien con conexión tercermundista de hamster corriendo por una rueda como el autor de esta nota, puede verlos sin problema. ¡Pero qué risa loca dan todos los que se la pasan pidiendo reembolsos o quejándose por perderse 10 minutos! Todo se resume al mejor comentario de la noche: “si quisiera soporte técnico me iría a un show de Coldplay“. Genio.

A pesar de la crudeza del sonido y la escenografía fiel al ideal de bajo presupuesto del grupo, al escuchar “Dog Meat” es inevitable sentir que esta clase de bandas, no se prestan para un show en línea. Esto es para disfrutarse en un escenario, con baile, slam, cerveza y diversión. Incluso ellos ni siquiera se veían al tope de su actuación. En definitiva, The Mummies es un acto que debe volver para demostrar porque son una banda de culto. Porque hasta su pulcra producción, opaca mucho de su encanto. Lástima.

Mario Valencia
Mario Valencia
Escribo de terror, tomo fotos, edito videos y así. Me gusta el metal, el bailongo a todo darks y ser la señora de los gatos.

Te recomendamos

Comments

  1. I’m sorry you didn’t like it that much, but I thought they were great! Excellent video and given that none of us can actually see The Mummies in person, I thought this was the next best thing!

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

210,732FansLike
30,200FollowersFollow
11,228FollowersFollow

lo de hoy

de lo que todos hablan