Conecte con nosotros

Reseñas Discos

Ibaraki – Roshomon

En Roshomon, disco en solitario de Matt Kiichi Heafy, con su proyecto solista Ibaraki, nos adentramos a una exploración musical y de la cultura japonesa.

Publicado

el

Ibaraki - Roshomon
3 Reviewer
Calificación

En Roshomon, disco en solitario de Matt Kiichi Heafy, con su proyecto solista Ibaraki, nos adentramos a una exploración musical y de la cultura japonesa. 

Hace unos días, el músico lanzó su primer álbum de larga duración, el que podríamos decir es el más experimental y personal de su carrera. 

Si bien está más enfocado en el black metal, y hasta cuenta con la colaboración de importantes exponentes de este género como Insahn de Emperor y Nergal de Behemoth, en realidad en algunos momentos se siente que no cuaja del todo. 

En la cuestión del arte, el disco está muy enfocado en las raíces de Matt, la cultura japonesa, y musicalmente sí, la producción está de lujo, hay muchos guiños a Trivium, como algunos riffs y los cambios de voz gutural a lírica, pero por otro lado hay hasta orquestación, mucha guitarra acústica, atmósferas dignas del post black metal que nos presentan otro lado de este prolífico y admirado músico. 

Matt Heafy en Ibaraki 2022
Matt Heafy de Trivium en Ibaraki, su proyecto solista

DE LLENO A ROSHOMON DE IBARAKI

“Hakanaki Hitsuzen” es un intro a este disco que deja mucho que desear para ser la primera melodía y en realidad el álbum empieza fuerte con las primeras canciones: “Kagutsuchi” e “Ibakari-Doji”, las cuales siguen la línea más metalera. 

Un cambio radical viene con “Jigoku Dayú”, la cual tiene un comienzo muy melódico, Heafy usando su voz lírica, para luego entrarle con todo a texturas más densas, estos cambios de ritmo han distinguido a Trivium, al menos en sus últimos discos. 

“Tamashii No Houkai” fue uno de los sencillos que se lanzó para presentar esta placa y cuenta con la participación de Insahn. Se nota que el noruego mete mano en esta rola casi de inmediato, pues algunos riffs me recordaron mucho a canciones de Emperor. 

Recordemos que en muchísimas ocasiones Matt ha señalado que esa banda es una de sus más grandes inspiraciones e influencias, por lo que se le cumplió tener al a la mente maestra de Emperor apadrinándolo en su disco. 

“Akumu” es la rolita en donde Nergal presta su voz, otro track bastante blacker, que hace lucir al polaco; este es otro de los tracks bastante interesante y ameno. 

“Ronin” es la canción en la que Gerard Way de My Chemical Romance, aparece para una colaboración. Personalmente, es una de las rolas con las que menos conecté de este disco, siento que la hicieron más a fuerza que otra cosa. No me odien amiguitos emos. 

“Susanoo No Mikoto” es otra colaboración con Insahn y sí, otra vez se nota su participación, pero ahora explorando más el post black metal progresivo, así como el noruego lo hace en su proyecto solista. Aquí no se escucha nada forzado, al contrario, se nota que Matt y su mentor tienen bastante química. 

Para cerrar llega “Kaizoku” y creo que dejo lo peorcito para el final. Es una rola demasiado experimental, tiene un ritmo pegajoso, parece canción que te pondrían en un circo, pero no conecté y creo que no tiene mucho que ver con el disco en general, tal vez si la hubiera sacado como un lado B…

Se agradece que los músicos quieran explorar otros rumbos, y yo misma lo he aplaudido en las reseñas, pero tal vez en este momento de mi vida “Kaizoku” fue “too much”, aparte que no encuentro como conecta con los demás temas. 

En fin, Roshomon es un álbum de gran calidad, muy lejos de mi top de álbumes del 2022, sin embargo, esperamos ver que le depara en el futuro a Ibaraki. 

Aquí te dejamos Roshomon de Ibaraki:

Amante del periodismo rosa y del metal lleno de blast beats. Soy un seudónimo porque soy una agente encubierta.

Haga clic para comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *