Conecte con nosotros

Entrevistas

Extreme: “nunca nos limitamos a tocar un solo género”

Con el lanzamiento de Six, hablamos en entrevista con Gary Cherone y Nuno Bettencourt para conocer todo sobre lo nuevo de Extreme.

Publicado

el

Entrevista con Extreme

Fue en la preparatoria cuando más obsesionado estuve con el hair metal. Más allá de aquellos primeros grandes nombres, la última oleada siempre me pareció la más interesante. Entre el blues de Cinderella y la actitud gamberra de Skid Row, hubo un acto que siempre me pareció demasiado infravalorado: Extreme.

Tras una introducción formal gracias al Guitar Hero que incluyó “Play With Me”, entendí que se trataba de algo más allá de la condición de One Hit Wonder que varias estaciones de radio se han esforzado en encasillarlos con “More than Words”.

Ahora, 15 años después de su último material, la banda de Boston está de regreso con Six, un álbum que los lleva a expandir aún más sus horizontes en esta constante búsqueda de reinvención a un sonido ya de por si transgresor. Porque así como a Faith No More y Red Hot Chili Peppers siempre se les reconoce por llevar el rock pesado al funk, Extreme también merece dichos laureles.

Para celebrar el lanzamiento, hablé con Gary Cherone en entrevista para conocer más sobre la preparación y claro, varias anécdotas de su extensa carrera.

Six, el apasionante regreso de Extreme

Parecía lejano que Extreme considerara un sucesor a Saudades de Rock, pero se logró a pesar de la apretada agenda de sus integrantes.

“Sabes, pensamos que a lo mucho nos llevaría uno o dos años. Empezamos a escribir música pero no lo habíamos hecho en serio. Nos estábamos deteniendo todo el tiempo, ya sabes, tenemos distintos proyectos y de repente, llegó el Covid a retrasar todo un par de años más. ¡Pero siempre continuamos componiendo!

Estemos juntos o no, es una cuestión de agenda, lo cual tampoco es una excusa pero ya estamos aquí, muy emocionados con un nuevo disco“, comentó Gary Cherone, voz de la agrupación estadounidense.

Con Six, se nota un esfuerzo por no encasillarse dentro de su propio sonido. Una de las piezas más distintas es “X Out”.

Definitivamente es una de las canciones más excéntricas del disco. Recuerdo cuando Nuno me mostró la música con la secuencia programada y fue muy hipnótica. Me llevó un rato escribir la letra porque era algo muy diferente, al igual que ‘Thicker than Blood’, que para mi son canciones hermanas porque tienen este toque moderno de sintetizador y efectos en la guitarra. Tal vez tenga algo que ver con las influencias de Nuno en el mundo del pop con Rihanna lo que le motivó a hacerlo”, ahondó el también cantante del proyecto solista de Joe Perry.

Cuando escuché la placa, “Beautiful Girls” me pareció un gran guiño al ritmo suave, más reggae de algo como “Too Late for Goodbyes” de Julian Lennon.

La mayor parte de la canción es pesada y centrada en la guitarra aunque en cada disco, en Extreme nos gusta lanzar una pequeña bola curva. Es un tema que podría ser un hit veraniego por esta pequeña influencia de calipso que suena por ahí, una ligera vibra de reggae. Y la letra ya sabes, es una celebración a las mujeres hermosas, lo cual siempre es algo por lo que nos alegraremos en la banda.

Sabes, nunca nos limitamos a tocar un solo género. Extreme es dejarse llevar por algo y adaptarlo a nuestro propio estilo”, reconoció.

Del Wembley Stadium a los muñecos de KISS: recordando momentos claves de la banda

Efectivamente, Extreme se distinguió de su debut por añadirle riffs y solos funk a su base.

“Fue una combinación mía y de Nuno. Éramos grandes fans de Prince, Earth, Wind and Fire y un montón de cosas de los 70, al mismo tiempo que amábamos Aerosmith, Van Halen y Led Zeppelin, quienes también tenían esta especie de sabor muy funky. Se podía bailar con esa música.

Después claro, llegó Queen con Hot Space y fue un parteaguas en cuanto a lo que queríamos hacer. Siempre hemos querido que nuestro público baile con nuestras canciones, he ahí la razón de nuestro sonido”, reconoció Gary.

No todos los días se habla con un grupo de tremendo calibre que ha pisado cuanto escenario pudiese uno soñar. Uno de ellos, fue el Wembley Stadium para presentarse junto al tributo a Freddie Mercury, el 20 de abril de 1992.

Ese fue uno de los días más especiales en la carrera de Extreme. Un año antes conocimos a Brian May en un show que Nuno dio en Sevilla, España, una especie de clínica de guitarra donde me invitaron a cantar. Nos hicimos amigos y de repente, si estábamos de gira por Europa o Inglaterra, Brian se nos unía en el escenario.

Cuando Freddie falleció, estábamos en Inglaterra, en contacto con Brian. Él nos pidió que actuáramos en el tributo y fue una locura pensar que tocaríamos en Wembley Stadium con todos esos artistas.

Sabíamos exactamente lo que haríamos: no tocar nuestras canciones. Nos íbamos a concentrar en Queen y pensamos en recrear algo similar a lo que ellos hicieron en Live Aid, que fue tocar un medley. No debíamos hacerlo pero igual lo hicimos.

La mejor parte fue durante los ensayos y los días previos, pues pudimos conocer a algunos de nuestros héroes: Robert Plant, Roger Daltrey, David Bowie, Elton John, George Michael, todos los artistas que amamos. Fue un día muy especial pero mi momento favorito, fue cantar con Queen. Si a los 13 años me hubieras dicho que lo haría, te habría dicho que era imposible. Diría que fue el pináculo en la carrera de Extreme”, relató con notoria alegría.

Extreme en el tributo a Freddie Mercury
Además de su set con Extreme, Gary subió junto a Queen y Tony Iommi para interpretar “Hammer to Fall”. Ahí no más. Imagen: Surrey Live.

Aunque “More than Words” fue el único #1 de su carrera (al menos en EUA), muchos siempre atesoraremos más “Play With Me”, una canción que incluso el año pasado, tomó nueva vida gracias a su aparición en el primer episodio de Stranger Things.

“La verdad es algo que nos sigue impactando. Aún recuerdo cuando en 1989, Nuno y yo fuimos al cine para ver Bill y Ted y esperamos hasta el final para vernos en los créditos. Luego claro estuvo en Guitar Hero y ahora, cuando estuvo en Stranger Things, mi teléfono casi explota de tantos mensajes que me llegaron para que encendiera la TV. ¡No sabía ni de que estaban hablando en ese momento!

Estoy muy feliz de que le haya llegado a una nueva generación, a chicos que no estaban en aquellos años para que puedan conocer la banda. Además, siempre es una canción divertida para tocar en vivo, de verdad que Nuno siempre es machacante”, añadió.

Por supuesto, una de las etapas más conocidas de Gary Cherone aparte de Extreme, fueron los años que pasó junto a Van Halen.

Fue muy divertida mi época con ellos. Tocar todas las canciones viejas de David Lee Roth y Sammy estuvo increíble. Luego perdí contacto con ellos pero en 2015, retomé mi relación con Eddie y es con lo que me gusta quedarme. Lo recuerdo mucho porque ya sabía lo que estaba atravesando. Estaba luchando contra el cáncer, yo lo visitaba y veía en buena forma hasta que el último año, fue muy duro. Ya no hablábamos tanto pero nos mensajeábamos. De alguna forma, sabíamos lo que parecía.

Pero siempre estará con nosotros, su legado en la música será algo eterno. Creo que hicimos grandes canciones juntos”.

Aunque la charla estaba por terminar, de repente me llevé la sorpresa de mi vida: Nuno Bettencourt, guitarrista y cofundador del grupo, entró a la reunión. “¡Estaba en sala de espera pero nadie me dejaba entrar!”, dijo. Gary puso al corriente con Nuno de lo que habíamos platicado, oportunidad perfecta para conocer su perspectiva sobre un par de los puntos mencionados. Primero, compartió su sentir acerca de Six.

“No te mentiré, teníamos al menos unas 25 o 30 canciones que hicimos durante los últimos 10 años que pudimos haber sacado. Pero Gary y yo acordamos que si íbamos a sacar algo, debía ser bueno para nosotros economicamente y la verdad, tampoco sacaríamos algo si no estuviésemos 1000% emocionados y orgullosos al respecto. Si tienes esa misma seguridad que tienes a los 15 para mostrárselo a un amigo, entonces está listo para que el resto del mundo lo conozca“.

Después, el guitarrista, quien ha acompañado a Rihanna en los escenarios durante más de una década, abordó su visión de lo ocurrido en el homenaje a Mercury.

“Para nosotros este tributo era algo diferente, era un homenaje hacia nuestra propia vida. No era por la muerte de Freddie, sino una celebración hacia como su música tocó nuestras vidas desde niños. ¡Era el soundtrack de nuestra época! No debíamos tocar música de Queen, nadie debeía hacerlo pero iba a hacer nuestro propio tributo. Cuando Brian May nos presentó dijo que éramos la única banda en el planeta que de verdad entendía a Queen. Creo que tenía la razón”, dijo con satisfacción.

Finalmente, ambos tuvieron una gran regresión hacia su participación en otro tributo noventero: el álbum Kiss my Ass, donde versionaron el “Strutter” de la banda más ardiente del mundo.

“Que interesante, nunca hemos hablado de eso en realidad, al menos no tanto como lo hemos hecho de Queen o Aerosmith que es algo que se pudiese decir más maduro. Pero creo que de muy chicos, todos los de nuestra generación estuvimos obsesionados por KISS. Yo solía querer ser Peter Criss, sacaba las sartenes y me ponía a tocar con las cucharas de la vajilla. No era solo una banda, creo que a nivel cultural era algo más y cuando creces, entiendes que es algo más que las figuras y el maquillaje. Si lo piensas, fue una especie de boy band rockera.

Claro, de niño uno se dejaba llevar por el marketing de los muñecos pero después aprecias el espíritu del rock and roll que tienen. Cuando eres adolescente y quieres empezar a tocar, es una de las paradas obligadas a coverear. Diría que es una de las bandas que inventaron el llamado arena rock, junto a AC/DC. Escribieron los grandes himnos y producciones para estas arenas masivas“, reflexionó Nuno.

“Como dijo Nuno, cuando nos preguntan por nuestras influencias siempre mencionamos a Queen pero KISS también lo fue. Lo teatral de la actuación, la música… Yo estaba más viejo que Nuno así que no estaba jugando con mi muñeco, le estaba pintando la cara a mi hermanito con marcador para que pareciera Ace. Creo que Paul es un cantante menospreciado, nunca se le da el crédito que merece cuando su voz es poderosa.

Gene y Paul nos pidieron que fuéramos parte del disco y querían que hiciéramos una balada… Les rogamos para no hacerla, así hicimos ‘Strutter’ con nuestro propio funk”, compartió Gary.

“Oye, solo para que conste, jamás jugué con muñecos”, concluyó el guitarrista entre risas.

Fotógrafo y reportero desde 2015, programador del Festival Macabro, profesor de Historia del cine en la FES Acatlán y coordinador de materiales en Filmin Latino.

Haga clic para comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *