Conecte con nosotros

Cine

Crítica de Resident Evil: Death Island, el asombroso regreso de Jill Valentine

Llegó a las salas de cine de manos de Cinemex, Resident Evil: Death Island, la que quizá es la mejor película animada de la franquicia.

Mitvalk

Publicado

el

jill valentine apuntando con una pistola
Resident Evil: Death Island
4 Reviewer
Calificación

Resident Evil ha sido una franquicia que ha sido severamente castigada en sus apariciones en el cine, ya que tristemente Capcom presta a lo desgraciado los derechos de sus creaciones para sacar unos cuantos miles de millones de dólares entre regalías y marketing.

Sin embargo, este descuido ha llevado en muchas ocasiones a que las obras que se vieron nacer en el mundo de los videojuegos, terminen en manos de banda que ni conoce las obras originales y que escuda sus mediocridades con “supuestas reinterpretaciones” y diciendo que si quieren ver algo basado en los juegos, ahí tienen los juegos mismos para rejugarlos.

Y sí, justo estoy viéndote a ti Paul W. S. Anderson, el vato que se encargó de hacer cagada toda una franquicia en el cine, alterando de manera degenerada las bases de un juego que ya está por demás decir que es de culto y ni mencionar el más reciente fracaso de Netflix por darnos otra “reinterpretación” pedorra que terminó por enterrar los pocos ánimos que pudimos tener los fans de ver una serie basada en Resident Evil.

protagonistas de resident evil death island sentados en las escaleras
Por fin juntos el “Dream Team” de Resident Evil, Jill, Chris, Claire, Rebecca y Leon || Imagen: Sony Pictures

Sin embargo, en ese lúgubre horizonte de malas adaptaciones, apareció, por allá del 2008, Resident Evil Degeneration, la primera película de la saga que era completamente animada y que nos traía a los personajes originales de los juegos para contarnos una nueva historia canónica dentro de la línea temporal de la historia de Resident Evil.

Tratar de contarles cómo todo nos trajo hasta el estreno de esta nueva película, me costaría más de 80 páginas en Arial 12 y 50 diapositivas para ponernos a tono; sin embargo, supondré que si le dieron clic a esta nota, significa que son fans y que van siguiendo el ritmo, luego entonces después de haber dicho esto, creo que es momento de contarles de que va la película.

De esto va Resident Evil: Death Island

La historia nos manda al año 2015 donde pasados los hechos de Resident Evil 5, 6 y la película Vendetta, de nueva cuenta nos pone en las botas de los ex miembros de S.T.A.R.S. (y Leon), ya que en esta ocasión las investigaciones por separado de la B.S.A.A. (donde jala Chris) y el escuadrón especial gabacho donde chambea Leon, los llevan a un punto bastante extraño.

Y es que en la ciudad de San Francisco se han reportado ataques de personas muy al estilo zombie; sin embargo, hay una característica diferente, y es que en esta ocasión los que son mordidos no son infectados, es decir, que no se convierten en monstruos, sino que simplemente mueren, por lo que toda la investigación los manda a la prisión de Alcatraz, misma que se encuentra en una isla alejada de la costa de San Pancho.

Acá el equipo se volverá a encontrar y juntos resolverán el problema, de igual forma le van a patear el trasero al que está detrás de todo el problema y se asegurarán de que una vez más el mundo no caiga en un apocalipsis biológico.

persona atacada por zombie
Lo extraño del caso es que las personas atacadas por zombies, no se convierten en uno, como comúnmente lo hacen || Imagen: Sony Pictures

El asombroso regreso de Jill Valentine

Es increíble pensar que desde 2009 no sabíamos qué había pasado con una de las mayores heroínas de los videojuegos, la protagonista de Resident Evil 1,3 y Revelations, hace su aparición en esta nueva película para el gozo de todos sus fans.

Y es que en términos prácticos, recién tuvimos el remake de Resident Evil 3 en 2020; sin embargo, en cuestión cronológica, no sabíamos nada desde Resident Evil 5, donde el mal criado de Wesker me la entoloachó y se quería despachar el bueno de Chris Redfield.

Sin embargo, el tiempo pasó y en su búsqueda de reincorporarse a las fuerzas contra los crímenes biológicos, vemos a una Jill llena de venganza y ganas de partir traseros, esto por una onda de culpabilidad de cuando le andaba jugando a la rubia en África.

el villano apuntándose con una pistola de virus en la cabeza
Dylan era un ex soldado de Umbrella que en 1998 tuvo que sacrificar a su escuadrón por los intereses de la farmacéutica || Imagen: Sony Pictures

Los Avengers de Resident Evil

Esta película tiene muchos aciertos, dentro de los cuales el mayor atributo es poder juntar al fin a todo el ‘dream team’ de Resident Evil, Chris y Claire Redfield, Leon, Rebecca y Jill, todos los que protagonizaron en su momento los títulos de la franquicia, están ahora juntos para partirle el trasero al criminal en turno.

Las escenas son increíblemente divertidas y la acción está bien a la altura, prácticamente nos posiciona en esas escenas de los videojuegos donde solo descansamos a los controles para dejarnos cautivar por las cinemáticas.

En el apartado visual hay un avance extraordinario y la trama aunque sencilla, logra hacer que la relación entre los integrantes de este equipo soñado sea lo bastante divertida como para que los fans quedáramos más que satisfechos.

Sin embargo, pues claro que tiene sus puntos flojos, como lo es la poca gracia y motivación que tiene el villano, así como el clásico milagro de último momento que salva el día. Pero ver a los personajes haciendo cosas para cumplir con el ‘fan service’ es una chulada, muestra de eso es ver a Jill esperando a que cargue una arma de un poderoso rayo para recetárselo en la mera nariz a una deformidad gigante.

monstruo gigante
Y para no variar, las deformidades enormes de nueva cuenta hacen su aparición en esta película || Imagen: Sony Pictures

Conclusión

Definitivamente, si eres fan de la saga tienes que verla, no hay desperdicio alguno y puedo arriesgarme a decir que en la línea de las películas animadas de Resident Evil se posiciona dentro de las mejores, (si no es que la mejor) desafortunadamente acá en México no tuvo mucho la promoción adecuada y putazos como Barbie y Oppenheimer hicieron que su estreno pasara de noche.

Por ende la película que trajo en exclusiva en Cinemex, no sobrevivió ni las dos semanas en cartelera, por lo que si no la viste en cine te tocará esperar a que la saquen en plataformas para disfrutarla, o si te quieres ver bien bucanero, pues buscarlas en esas páginas que a papá Diosito no le gustan.

Master de la fina grosería, amante empedernido del videojuego y secuaz de todo lo bello que se haga en fotografía. Que vivan los 2000, la música y el juguito de naranja.

Haga clic para comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *