Conecte con nosotros

Cine

Crítica a El Último Escape, una obra maestra sobre la simpleza y traumas de la vejez

El Último Escape cuenta la historia de un veterano que tiene que lidiar con sus recuerdos de la Segunda Guerra Mundial a través de un último viaje.

Avatar photo

Publicado

el

Bernard e Irene agarrados de la mano viendo al horizonte
El Último Escape
5 Reviewer
Calificación

El Último Escape (The Great Escaper) es una película que te deja con un mar de enseñanzas y hace que revalorar todos los sentimientos y emociones humanas entre este mar de cagada llamado humanidad, ya que esta película nos cuenta la historia de dos nonagenarios que viven una última aventura dentro de la simpleza de la vida misma.

Además hay que resaltar que en El Último Escape, las actuaciones de Sir Michael Caine y Glenda Jackson, son espectaculares, no por nada son considerados como leyendas de la actuación británica.

De esto va El Último Escape

La historia nos coloca en el matrimonio de Bernard Jordan (Caine) y de Irene Jordan (Jackson) quienes viven en una casa de retiro en la costa sur de Inglaterra, en donde son bien atendidos por el personal que ahí los cuida.

Bernard es un veterano de guerra que vivio el fatídico “Día D” en el desembarco en Normandía en la Segunda Guerra Mundial, uno de los eventos más conocidos de esa contienda. Es por ello que en vísperas del 70 aniversario del desembarco de las fuerzas aliadas, Bernard decide cruzar El canal de la Mancha para conmemorar de alguna forma ese evento que tiene secuelas aún en él.

Irene, por su delicada salud, no lo puede acompañar, por lo que Bernard decide lanzarse sin boleto y sin la previa autorización del personal de su asilo (de ahí el título). Lo que va a encontrar en la costa francesa es un encuentro con sus pensamientos más oscuros, ya que lo que vivieron muchos hombres y mujeres ese día fue terrible.

bernard jordan saludando en forma militar
Hay una escena con soldados alemanes veteranos que es abrumadora dependiendo cómo la contemples || Imagen: Diamond Films

Sin embargo, la historia, fuera de embarcarse en las vivencias de Bernard, nos enseña como es que ese evento y la guerra en general trastocan a las personas, ya que en su momento se sabe que es el deber del soldado, pero quizá muchas veces las personas están peleando una guerra que no les pertenece, pero que desafortunadamente se lleva a cabo en el lugar en donde viven.

Volteando hacia atrás, vemos como Irene tiene de nuevo la reflexión y la incertidumbre de no saber si Bernard se encuentra bien, justo como lo hacía en antaño, ante la incertidumbre de no saber si Bernard seguía vivo dentro de las filas de combate.

Al momento de que la prensa se entera de la historia y del escape de Bernard, la noticia se vuelve nacional y ahora el gran escapista es esperado para que cuente sus jocosas aventuras, ya que no se puede creer que una persona de 90 años se haya lanzado sola al otro lado de la costa sin más que una bolsita de plástico con sus pertenencias, su andadera y con su deber como viejo soldado de la naval británica.

bernard lleva a irene en una silla de ruedas en un malecon
La maravillosa química entre estas dos leyendas de la actuación es simplemente magnifica || Imagen: Diamond Films

Lo bueno de la película

Es una extraordinaria historia que nos pone en perspectiva las vivencias propias y hacia donde nos van a llevar nuestras decisiones, además de que por mucho que conozcamos a las personas, jamás sabremos los demonios que los aquejan.

Hay una escena en específico con el encuentro con unos veteranos soldados alemanes, que simplemente te deja con la lagrimita en el rostro, ya que como les comentaba, en esa guerra no había personas, solo había números y soldados que caían a cada momento, no importaba del bando que fueran.

Lo malo de El Último Escape

Tristemente, la distribución y la campaña de la película no llama mucho la atención, además de que puede considerarse una película que solo los muy allegados al trabajo de Sir Caine puede llamarles la atención.

bernard e irene jordan, protagonistas de El Último Escape
Michael Caine y Glenda Jackson hacen un trabajo excepcional en El Último Escape || Imagen: Diamond Films

Conclusión

Con mucho placer le entrego sello de garantía “Cine Chota” a esta película, ya que no carece de acción, no tiene momentos tibios y sobre todo, que en su simpleza encontramos la belleza misma de la narrativa de la cotidianidad, en donde algunos encontramos la satisfacción de hacer lo básico, pero hacerlo bien.

La película ya la puedes encontrar en los cines, pero córrele, ya que dudo mucho que dure tiempo en cartelera, es una imperdible sin lugar a duda.

Máster de la fina grosería, amante empedernido del videojuego, fan de la fotografía y millennial amargado. Que vivan los 2000's, los elotes, la música y el jugo de naranja.

Haga clic para comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *