Speak & Spell: de juguete educativo a álbum debut de Depeche Mode

En las navidades de 1978, tres años antes de que Depeche Mode lanzara su álbum debut, llegó a los almacenes un juguete educativo de color rojo llamado Speak & Spell (Habla y Deletrea), este aterrizó en los hogares de miles familias cuando comenzaban a aparecer los ordenadores personales Apple o Microsoft, como un presagio de cómo la tecnología iba a cambiar no solo nuestra forma de trabajar, interactuar y comunicarnos también de crear música.

La década de los 70 llegaba a su fin y con ella, su música y sus movimientos culturales. El aburguesamiento de los clásicos junto con el punk hizo que todo empezara a cambiar, mientras el punk apenas duró un par de primaveras y el new wave, el postpunk y el synthpop pasaron de marginales e independientes a ganar cada vez más terreno en el mundo.

Speak & Spell Depeche mode

Fue en 1981 cuando cuatro jovencitos ingleses iniciarían su camino a la fama mundial con una peculiar pero original mezcla de personalidades y sonidos. Comenzaron un año antes como un trío de pop llamado “Composition Of Sound”, con Vince Clarke a las voces y posteriormente reclutaron a Gahan. Un David Gahan de apenas 19 años que alternaba su sueño de ser una estrella del rock con el robo de autopartes y peleas callejeras en su natal Basildon, una ciudad gris construida al finalizar la Segunda Guerra Mundial. Mientras que Clarke y Martin Gore eran dos chicos fascinados por el sonido electrónico de grupos como The Human League o Cabaret Voltaire junto con ellos, un fanático de Kraftwerk llamado Andrew Fletcher cuyo mayor talento era ser amigo de la infancia de Gore.

Depeche Mode (Moda pasajera en francés), como decidieron llamarse después, se perfiló como una de las nuevas promesas del género en el cenit de su popularidad. Su inocencia los hacía irresistibles al público y los singles previos “New Life” y “Just Can’t Get Enough” hicieron del disco un éxito en ventas, entrando en el Top 10 y permaneciendo en las listas de popularidad durante 32 semanas, toda una hazaña para una nueva banda en un sello independiente como el recién nacido Mute.

Mute y Daniel Miller fueron fundamentales en el nacimiento y consolidación de los Mode pues no solo los reclutó, sino que los llevó a grabar el disco a los Blackwing Studios, ubicado en el distrito Borough del sur de Londres. Justo donde había grabado su aventura con Silicon Teens.

Ya desde esta temprana etapa quedaron definidos los roles que iban a tener sus integrantes; la voz sui generis de Gahan, el talento para componer de Gore y por supuesto el genio musical de Clarke, quien ampliaría y perfeccionaría su talento con Yazoo y Erasure.Se dice que Speak & Spell fundamentalmente fue un álbum escrito por Vince Clarke, pero Gore aportó dos canciones (“Tora! Tora! Tora!” y “Big Muff”) sin saber que por la inesperada salida de Vince para su segundo álbum el peso de la composición recaería en él.

Así, el nacimiento de Depeche Mode quedó enmarcado con el surgimiento de una nueva cultura juvenil representada por masas de adolescentes con predilección por la pista de baile, que construyeron y reafirmaron su identidad en los clubes nocturnos de baile donde le cantaban al amor ligero. Esta nueva generación fue la base de la consolidación de una segunda revolución sonora en la música contemporánea luego del rock and roll, una donde los avances tecnológicos y la sociedad postindustrial definieron un cambio rotundo de perspectiva a la hora de crear y componer música.

Esa generación musical no partía de los tradicionales instrumentos como piano, guitarra y bajo sino de sintetizadores y samplers, lo cual rompía con el paradigma tradicional del rock.

depeche mode speak & spell

Speak & Spell es una obra disruptiva y seminal, este primer trabajo de estudio representa el principio y el fin de una etapa luego de la súbita salida de Clarke a quien en un desplante infantil le rechazaron el tema que había compuesto para despedirse “Only you”, mismo que se convertiría en un éxito con Yazoo, pero esa es otra historia.

La salida de Clarke causó una mutación en el sonido temprano de Depeche Mode que daría un giro paulatino pero constante hacia uno más oscuro y trágico influenciado por el Berlín de inicios de los 80, mismo que se consolidaría con la llegada del maestro Wilder. Cuarenta años después, sigue demostrando que la tecnología no solo no mató el espíritu creativo, sino que lo abrió a un crisol de posibilidades infinitas.

Roger Muñoz
Roger Muñoz
Roger Muñoz. Sibarita, irónico e irreverente, Comunicólogo de profesión, texto-servidor por accidente. Converso al “Indie” desde el 2009 después de vivir una experiencia místico-digital. Audiofilo de closet. Lector compulsivo de libros; amante del rock, el jazz, el cine, los cómics y la ópera. Otaku retirado y Japonfílico rehabilitado. Su alter-ego “starcat” a veces piensa por él.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,178FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist