Un milagro inesperado: la nueva película de Naomi Watts para inspirar a la familia

Una vez superada la temporada de premios, regresa la temporada de estrenos regulares a salas y este es uno de ellos. Basada en el libro Penguin Bloom escrito por Bradley Trevor Greive y Cameron Bloom sobre un hecho real ocurrido a una familia australiana, Un milagro inesperado nos trae a Naomi Watts, Andrew Lincoln y Jacki Weaver en un cálido retrato familiar de superación gracias a un inesperado huésped que les ayuda a apreciar el vínculo familiar que comparten. Si este último enunciado no los empalagó, entonces sigan adelante leyendo.

Durante sus vacaciones en Tailandia, Sam Bloom, una enfermera amante del surf, tiene un grave accidente que la deja en silla de ruedas para siempre. La frustración que ella vive comienza a desmoronar la convivencia familiar, en especial hacia su hijo mayor, Noah, quien vive con la carga de sentirse culpable por lo ocurrido. No es sino hasta que los niños de la familia adoptan una urraca canora (ave nativa de Australia) que encontraron herida, que Sam comienza a despertar de su letargo para dar cuenta de las bondades a su alrededor.

Un milagro inesperado es un trabajo consciente de su público: familias postradas al sillón para conmoverse un rato o algún incauto atraído por la presencia de Watts, y le habla sin mayor pretensiones para dar un mensaje inspiracional ante las adversidades. Es la fórmula clásica de una mascota exótica, inocente en su intento por adaptarse a un entorno distinto pero atraída por un sentimiento de lealtad que motiva al elenco humano a superar sus problemas.

Un milagro inesperado review
Foto: Zima Entertainment.

Tal como vimos el año pasado en Abre tus alas, el idealismo de libertad que inspira el ave a nuestra protagonista, será el impulsor para el resto de su actuar. Ella vuelve a sentir esa conexión con la naturaleza que le resultaba tan apasionante, mientras que el amor incondicional de la familia, en particular de su esposo, alivia las tensiones en el hogar. Naomi Watts logra una actuación decente pero olvidable en su filmografía. Hay escenas que gritan desesperación y esta, queda contenida en sus adentros.

Ese es el gran problema del filme: la falta de desarrollo en su conflicto. Todo queda a medias cuando había mucho potencial por explotar. Tal es el caso de la relación entre Noah y Sam, pues existe un rencor inconsciente de parte de ella que no termina de plantearse ni alimenta la carga dramática. Noah queda como mero espectador, triste ante la situación pero incapaz de entablar un enfrentamiento. Es como si fuese ajeno más que involucrado y solo estuviera a la expectativa de “ese milagro”.

Lo mismo con el resto de personajes a cuadro, solo son apoyo sin ayudar a la progresión del conflicto. Ahí esta Jacki Weaver en el clásico “tenemos una actriz legendaria, démosle tres escenas papá y estamos del otro lado”. Todos se pierden en el mar de la irrelevancia y cuando te preocupa más el pajarraco que los humanos, sabes que se fueron a la segura de conmover a la audiencia con el animalito sin conciencia de crear una mejor narrativa.

Al final, Un milagro inesperado cae en momentos francamente risibles (en una escena, vemos a Sam cantando “Creep” de Radiohead con su instructora de kayak) cuando en definitiva, pudo ser un relato más atractivo bajo ese mismo esquema de superación personal. Vale la pena verla si tu intención es compartirla en familia con tus hijos, pues tiene la virtud de un ritmo ágil y sí, las peripecias del ave se agradecen. El potencial está ahí, es evidente, pero se nota que pesó demasiado que la familia Bloom metiera mano en la producción. Lástima.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,196FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist